Discurso del Presidente cubano Fidel Castro Ruz, en la recepción ofrecida por el Partido de los Trabajadores de Vietnam y el Gobierno de la República Democrática de Vietnam, con motivo de su visita a ese país el 12 de septiembre de 1973.